Recursos

 

Consejo Pastoral

Cuando la depresión, la ansiedad y los problemas que estos padecimientos traen llegan a nuestras vidas, los doctores, consejeros y amigos llegan hasta donde su capacidad humana les permite ayudar, fuera de eso estas solo con tu problema.

Sin embargo existe otra verdad:

Dios llega donde es necesario llegar, sin límite de profundidad y si puedes creerlo en tu corazón, Dios hará el milagro que tanto esperas en tu vida pues todo es posible para aquel que cree.

La sanidad basada en la fe no se trata de una sugestión mediocre y repetitiva que te hará sentir bien por un rato y luego volverá, lo cual muchos creen que es la fe, y no son más que altas expectativas de una información equivocada.

La sanidad basada en la fe es una sanidad legitima y duradera, esa sanidad interna que viene acompañada de esa paz que sobrepasa todo entendimiento donde la depresión, la ansiedad y el fatalismo no tienen cabida, esa que no hay médico que pueda recetar ni pastilla pueda ofrecer, aquí no solo hablamos de una sanidad a nivel físico sino de una sanidad interior que procede directamente de Dios.

Las condiciones psicológicas e internas muchas veces vienen a raíz de condiciones externas en tu vida, sin embargo es de lo interno de lo que debes ocuparte pues lo externo muchas veces no depende de nosotros, ni tu ni yo podemos controlar nuestro entorno pero si lo que entra en nuestra mente y nuestro corazón y es exactamente ahí donde Dios trabaja: en tu corazón, en tus pensamientos, en tus sentimientos transformando tu vida y tu ser en una persona positiva, alegre, con fuerza y llena de bendición donde a pesar de los problemas y las dificultades la depresión no existe más.

Es nuestro propósito hacerte saber que donde hay paz y relación genuina con Dios la depresión no tiene terreno para avanzar.

Dios te ofrece esa libertad, Dios quiere tratar contigo y tu condición, aquí no te estamos hablando de una religión, ni un dogma, solo queremos que sepas que TU SANIDAD existe y está disponible por medio de nuestro Señor Jesucristo y él te la quiere dar si puedes creer.

Si aún no le conoces, si aún no sabes de las maravillas que Dios puede hacer con tu vida, te invitamos a que visite nuestra congregación o busca una iglesia donde se predique a Jesucristo en tu ciudad o comunidad y haz un habito personal de la palabra de Dios, tu recuperación viene pronto.

Que el Señor Jesús te bendiga más y te mantenga firme hasta el fin.

Su hermano y amigo en Cristo,